• Envíos a todo el país! GRATIS en compras superiores a $4000 •

La Biblia revela que cuando Dios estableció los fundamentos de la tierra, los ángeles estaban observando. Uno de estos ángeles se convertiría en la figura central de una rebelión en contra de Dios y su magnífica creación.

Se inició entonces un conflicto de proporciones épicas que le plantea al creyente de hoy muchas interrogantes:

  • En primer lugar: ¿Por qué permitió Dios el mal?
  • Si el mal fue derrotado en la cruz ¿por qué continúa existiendo hoy?
  • ¿La guerra espiritual en realidad hace alguna diferencia?
  • ¿Cómo debemos esperar el fin de los siglos?

Es una exploraciónfascinante y precisa de la Escritura, el autor expone estos y otros interrogantes. Enfoca su atención en eventos críticos que tuvieron lugar antes de la creación de Adán y también describe la asombrosa victoria de Jesús sobre satanás.

Pero no todo esta terminado todavía. Hoy más que nunca es tiempo de que el pueblo de Dios se comprometa en esta batalla. Tome las armas espirituales y siga al Rey de Gloria . Paz y seguridad le esperan.

Guerra en los cielos (bolsillo) - Derek Prince

$490
Sin stock
Guerra en los cielos (bolsillo) - Derek Prince $490

La Biblia revela que cuando Dios estableció los fundamentos de la tierra, los ángeles estaban observando. Uno de estos ángeles se convertiría en la figura central de una rebelión en contra de Dios y su magnífica creación.

Se inició entonces un conflicto de proporciones épicas que le plantea al creyente de hoy muchas interrogantes:

  • En primer lugar: ¿Por qué permitió Dios el mal?
  • Si el mal fue derrotado en la cruz ¿por qué continúa existiendo hoy?
  • ¿La guerra espiritual en realidad hace alguna diferencia?
  • ¿Cómo debemos esperar el fin de los siglos?

Es una exploraciónfascinante y precisa de la Escritura, el autor expone estos y otros interrogantes. Enfoca su atención en eventos críticos que tuvieron lugar antes de la creación de Adán y también describe la asombrosa victoria de Jesús sobre satanás.

Pero no todo esta terminado todavía. Hoy más que nunca es tiempo de que el pueblo de Dios se comprometa en esta batalla. Tome las armas espirituales y siga al Rey de Gloria . Paz y seguridad le esperan.