• Envíos a todo el país! GRATIS en compras superiores a $4000 •

En Desilusión con Dios, Yancey formula tres preguntas que los creyentes hacen pero que rara vez cuestionan públicamente.

¿Es Dios injusto? ¿Está Él enmudecido? ¿Está Él escondido?

Este es un libro penetrante y profundamente personal que destaca la extraña disparidad entre nuestro concepto de Dios y las realidades de la vida.

¿Si es que Dios anhela tanto una relación con nosotros, por qué parece estar tan lejano? ¿Si tanto le importamos a Dios, por qué ocurren desgracias?

¿Qué es, al fin y al cabo, lo que podemos esperar de Dios?

Yancey responde a estas preguntas con claridad, honestidad, y certeza bíblica.

Él nos dirige más allá de las decepciones de la vida y del desengaño que éstas pueden producir a una fe más fuerte y más sabia, a una confianza en el profundo amor de Dios para nosotros, y a una sed que aspira no solo a lo que Dios da, sino a quien Dios es.

 

DESILUSION CON DIOS (BOLSILLO) - PHILIP YANCEY

$520
DESILUSION CON DIOS (BOLSILLO) - PHILIP YANCEY $520
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Oficina para retiro de productos Diagonal Brown, Adrogué, Almirante Brown - Atención de Lun. a Vier. de 10:00 a 18:00 y Sab. de 9:00 a 13:00

    Gratis

En Desilusión con Dios, Yancey formula tres preguntas que los creyentes hacen pero que rara vez cuestionan públicamente.

¿Es Dios injusto? ¿Está Él enmudecido? ¿Está Él escondido?

Este es un libro penetrante y profundamente personal que destaca la extraña disparidad entre nuestro concepto de Dios y las realidades de la vida.

¿Si es que Dios anhela tanto una relación con nosotros, por qué parece estar tan lejano? ¿Si tanto le importamos a Dios, por qué ocurren desgracias?

¿Qué es, al fin y al cabo, lo que podemos esperar de Dios?

Yancey responde a estas preguntas con claridad, honestidad, y certeza bíblica.

Él nos dirige más allá de las decepciones de la vida y del desengaño que éstas pueden producir a una fe más fuerte y más sabia, a una confianza en el profundo amor de Dios para nosotros, y a una sed que aspira no solo a lo que Dios da, sino a quien Dios es.