• Envíos a todo el país! GRATIS en compras superiores a $4000 •

Mucha gente ha estado en el desierto intentando librar por sí sola y de manera insatisfactoria la batalla por la supervivencia. Pero ese puede ser un sitio donde tu vida puede ser cambiada para siempre. Algunas veces el desierto, que comúnmente es relacionado con crisis y problemas, puede ser un lugar asombroso.

Dios desea hablarte y bendecirte con agua refrescante, la cual te sostiene a lo largo de tu experiencia en el desierto. Este es un lugar donde Él puede darnos instrucciones sobre qué es lo siguiente que debemos hacer.

"Mi amigo, si deseas alcanzar la victoria, debes estar dispuesto a atravesar el desierto, momentos de humillación, confusión y oposición, antes que llegues a tu meta." —T.D. Jakes

Saltará el cojo como un ciervo, y gritará de alegría la lengua del mudo. Porque aguas brotarán en el desierto, y torrentes del sequedal (Isaías 35:6)

Encuentra tu lugar especial en el desierto donde Dios derrame su agua de vida, y ¡podrás prorrumpir con un espíritu renovado y valiente!

AGUA PARA LOS SEDIENTOS - T.D. JAKES

$399
Sin stock
AGUA PARA LOS SEDIENTOS - T.D. JAKES $399

Mucha gente ha estado en el desierto intentando librar por sí sola y de manera insatisfactoria la batalla por la supervivencia. Pero ese puede ser un sitio donde tu vida puede ser cambiada para siempre. Algunas veces el desierto, que comúnmente es relacionado con crisis y problemas, puede ser un lugar asombroso.

Dios desea hablarte y bendecirte con agua refrescante, la cual te sostiene a lo largo de tu experiencia en el desierto. Este es un lugar donde Él puede darnos instrucciones sobre qué es lo siguiente que debemos hacer.

"Mi amigo, si deseas alcanzar la victoria, debes estar dispuesto a atravesar el desierto, momentos de humillación, confusión y oposición, antes que llegues a tu meta." —T.D. Jakes

Saltará el cojo como un ciervo, y gritará de alegría la lengua del mudo. Porque aguas brotarán en el desierto, y torrentes del sequedal (Isaías 35:6)

Encuentra tu lugar especial en el desierto donde Dios derrame su agua de vida, y ¡podrás prorrumpir con un espíritu renovado y valiente!